Estamos en una situación completamente nueva, inesperada, y que puede asustar, causar desconcierto, angustia… 

Y es que, esta situación, con tan poca información y sobrevenida de forma tan repentina mueve muchas emociones y genera muchas sensaciones, que, sin tiempo para respirar, es el caldo de cultivo perfecto para el malestar emocional.

En estos días estoy siendo testigo, con gran admiración, como siempre, por la capacidad de resiliencia y adaptación que tiene el ser humano, estoy emocionada con la cooperación ciudadana que ha surgido, las iniciativas de tantas personas para ayudar a las demás, desde vecinos y vecinas que se ofrecen a ayudar hasta profesionales que se ofrecen por las redes, nos lanzan propuestas y dedican su tiempo a que estas circunstancias nos sean más llevaderas.

Pero también sé, que tras periodos de “tiempo libre” o de circunstancias en las que el tiempo no está igual de estructurado o requieren de más coordinación, muchas parejas no ven cómo hacerlo, no saben, ni cómo disfrutar juntas ni siquiera cómo coordinarse y ayudarse.

Y claro, es que, en una situación de estas características, más que nunca, es necesario ser un buen equipo, y lxs mejores amigxs, y para esto necesitamos cuidar la pareja, pararnos a hablar, estudiar la situación e ir a una.

Viendo tantos mensajes sobre que cuando pase la cuarentena es posible que aumenten los divorcios, me he puesto manos a la obra, y os he preparado unos consejos sobre “Cómo sobrevivir a la cuarentena EN PAREJA”, espero que os sirvan. Serán 3 entregas y en cada una de ellas encontrarás la información de manera escalonada. Vamos allá:

1. Organiza los días

En esta nueva situación, toca adaptarse rápidamente a algo muy nuevo e inesperado, no es fácil, de repente no contamos con nadie más, y si tenemos hijxs y teletrabajamos, se puede volver tarea imposible.

Y por eso para empezar estos consejos empezamos por el primer punto, hablar y negociar la organización del día a día.

  • Reparte responsabilidades, horas de trabajo, horas de mantenimiento de la casa, cuidado de hijxs, …
  • Atiende las necesidades individuales y de cada parte de la familia: no olvidemos que ahora tener espacios individuales puede ser más difícil, porque no podemos irnos a nuestra actividad semanal… no es lo mismo salir a trabajar que hacer teletrabajo… 
  • Flexibilidad y comunicación de necesidades: es importante hablar sobre qué queréis, negociad y atenderos, si nos sentimos atendidxs nos fortaleceremos como equipo, porque saber que podemos contar con la otra persona fortalece la sensación de equipo. Tened en cuenta que estas necesidades pueden ir cambiando a lo largo de los días, habrá que ir revisando y cambiando el plan a medida que pasen los días.
  • No sobrecargues el día, fluye: en esta organización podemos caer en la trampa de la productividad y de las expectativas exageradas, hablaré en otro punto de esto, pero cuidado! Un plan efectivo es flexible y con muchos tiempos libres.
  • Vigila el uso de la tecnología: las tecnologías nos ayudan a conectar con el exterior y a entretenernos, pero no nos ayudan a conectar con el interior ni con aquellas personas con las que convivimos. No toques más el móvil que a tu pareja!

2. Toma de conciencia de tu estado

Estos días sin nuestras rutinas habituales, con nuestrxs hijxs en casa, sin poder hacer todo lo que conocemos como “Nuestra vida”, con el cansancio acumulado de las emociones que estamos viviendo, es fundamental que paremos a escucharnos, para ver cómo estamos, y conectar con lo que me está pasando, si pongo atención a mis emociones podré atenderme con más cariño y desde el respeto, y así, toda esta situación será más amable, y así podré acercarme a mi pareja desde la conciencia de cómo estoy y poder ver e interesarme por cómo está mi pareja.

No es fácil, porque si no tenemos la costumbre o el conocimiento de cómo hacerlo, ahora me puede parecer un mundo aprender, pero es imprescindible ahora mismo.

La manera de empezar es reflexiona sobre el aquí y el ahora, prueba a contestar a estas preguntas:

  • Cómo estoy
  • Qué necesito
  • Qué deseo
  • Cómo estar en armonía con la situación
  • Meditación y conexión: qué me mueve esta situación
  • Mira los miedos y angustias, pero también lo positivo de la situación

Una vez, que conectes con lo que te pasa pon atención para no descargar en las demás personas tu estado.

Y busca un momento al día para compartir tus miedos y angustias, sentirnos escuchadxs es una buena herramienta para fortalecer la sensación de vínculo.

3. Planea y sorprende

Pensar en maneras de hacernos esta nueva realidad en la que estamos mucho más amable y placentera,porque sino estos días tan desconcertantes en un espacio único, puede hacerse tedioso y angustiante, así que vamos a buscar momentos en los que fantasear con aquello que deseamos hacer y buscar maneras de hacerlo dentro, y con aquello que sabemos que le encantaría hacer a nuestra pareja y a hacerlo. Es decir, vamos a cuidar y planear detalles y sorpresas!! 

¿Te han resultado útiles? ¿Crees que los has aplicado ya o vas a poder aplicarlos en estos días?

Cuéntame cómo te sientes si te apetece, puedes contactar conmigo a través del mail, o si lo prefieres puedes seguirme en Instagram . En mi perfil voy compartiendo contenido que puede ayudarte. 

¡Mucho ánimo! Y como siempre digo: ¡Más oxitocina necesita el mundo!

Si quieres seguir leyendo la segunda parte pincha aquí