Cómo habría sido mi desarrollo, si, desde el principio, me hubiesen acompañado de la mano, con mimo y afecto, si mi sexualidad, mi capacidad de relación, mi cuerpo, mi yo, hubiesen sido tratados como tesoros, si me hubiesen mostrado lo maravillosa que soy…

Si cada día por la mañana hubiera escuchado al despertar que soy un ser maravilloso, que soy luz,…

El trabajo de educar, acompañar, es un trabajo constante, y muy importante para un buen desarrollo de la sexualidad humana.

Desde mi espacio me he propuesto firmemente promover la sexualidad, su conocimiento, respeto y aceptación.

Y para esto he pensado que una buena forma es promover el uso de las herramientas maravillosas que existen, como es el caso de este tesoro que os presento hoy.

Un tesoro para acompañar desde el inicio la sexualidad de nuestras pequeñas, una herramienta muy bonita que nos facilita el camino.

Os dejo a continuación un vídeo precioso para que veáis la filosofía de este cuento, “El tesoro de Lilith”

https://www.youtube.com/watch?v=WNhgpO5P_x8

“El tesoro de Lilith” si lo quieres escríbeme, ¡puedes adquirirlo a partir de ahora en Espacio Vida!.