Hoy, 28 de Mayo es el día Internacional de la Higiene menstrual y la Salud de la Mujer.

La salud de la mujer ha sido un tema poco estudiado, porque los cuerpos con útero han sido callados a lo largo de la historia, se nos ha ninguneado, haciéndonos creer que debíamos ser igual que los cuerpos con pene, y eso, es imposible.

Evidentemente somos seres humanos, y por ello tenemos los mismos derechos, merecemos las mismas cosas, no hay nadie inferior a nadie, pero evidentemente, cuerpos que biológicamente funcionan diferente no son iguales, y requieren ser conocidos y atendidos cada uno con sus peculiaridades.

Por eso es tan importante que visibilicemos este día, en el que empecemos a hablar de la Salud de la Mujer (o de los cuerpos con útero) y de la Higiene Menstrual, que dejemos de tener un tabú con nuestro ciclo.

Yo ovulo y menstruo cada mes, y me siento bien por ello, porque simplemente es así, y he decidido aceptarme entera. No me peleo con que mi corazón lata ni con que mis pulmones respiren, porqué iba a pelearme con que mi cuerpo menstrue.

Es importante que reconozcamos y reconectemos con nuestro cuerpo, la conciencia corporal, conocerme como base de quereme y respetarme en lo que SOY.

Conocer mi cuerpo y hacer una gestión amorosa de mi salud, mis necesidades y deseos es posible, sólo necesito aprender, pues no me han enseñado, porque lo que hemos recibido es silencio y miedo hacia nuestros cuerpos y sus procesos, los procesos de los cuerpos con útero se han demonizado, se han convertido en cosas a temer, cosas dolorosas y molestas, menstruar, parir, conectar, orgasmar con el cuerpo entero, se ha bloqueado, en la medida en que se han bloqueado nuestros úteros.

Poco se habla de nuestro sangrado cíclico, y parece en lo que se habla que es algo a esconder, crecemos así con la sensación de que algo es molesto y sucio dentro.

Y así generamos dolores innecesarios, que son normalizados y lo natural se vuelve patológico.

Sabes que la sangre menstrual es el endometrio renovándose, que si aprendes a atender a tu cuerpo puedes saber perfectamente en que fase estas, que esa sangre no huele mal ni debería de avergonzarte (muy bueno para reflexionar sobre esto el documental de Netflix «Period.End of sentence», y además aprendiendo a controlar la musculatura del suelo pélvico puedes controlar el sangrado, esto es conocido como «Sangrado libre»

Hay tanto en lo que profundizar y crecer cambiando nuestra relación con lo natural de nuestra ciclicidad!!

Así, te invito a recuperar tu conexión, es un trabajo importantísimo, un camino bonito que transitar, y en el que poder decir: MI SANGRE ES BUENA.

Porque lo es

Tu sangre es buena, mi sangre es buena.

Feliz día